El dolor en la parte baja de la espalda, también conocido como Lumbalgia, puede ocurrir en cualquier lugar debajo de las costillas y arriba de las piernas. Es posible que se lesione la espalda al levantar o alcanzar algún objeto o girar bruscamente. De hecho, casi todas las personas tienen algún dolor en la parte baja de la espalda en algún momento de sus vidas.

Las causas de la lumbalgia

  • Uso excesivo de la espalda (cargar objetos pesados repetidas veces), distensión o lesiones.
  • Hernia de disco (protrusión o ruptura del disco intervertebral)
  • Artritis (enfermedad inflamatoria articular crónica)
  • Fracturas por compresión.
  • Un problema de nacimiento en la columna vertebral (espina bífida, escoliosis, hiperlordosis)

Síntomas

  • Dependiendo de la causa, la lumbalgia puede causar una variedad de síntomas. El dolor puede ser sordo (inespecífico, abarca una zona grande no definida) o agudo (dolor muy bien identificado, intenso y permanente durante la crisis). Puede ser en una zona pequeña o en una zona amplia. Puede tener espasmos musculares.
  • La lumbalgia también puede causar síntomas en las piernas, como dolor, entumecimiento u hormigueo, que con frecuencia se extienden por debajo de la rodilla.
  • Un problema raro pero grave llamado síndrome de cola de caballo puede presentarse si se comprimen los nervios al extremo de la médula espinal. Busque tratamiento de urgencia si tiene debilidad o entumecimiento en ambas piernas, o pierde el control de la vejiga o los intestinos (si no puede controlar la expulsión de orina o heces)
  • La mayoría de las lumbalgias son de corta duración (aguda) y desaparecerán en unas pocas semanas. Es más probable que se convierta a largo plazo (crónica) si usted está deprimido o bajo estrés o si practica movimientos repetitivos en la espalda y que requieran un gran esfuerzo. También el sobrepeso es un factor de riesgo para padecer de lumbalgia crónica.